¿Qué estas buscando?

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

IVA 21% no incluido

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.
Total productos: (sin IVA)
Total envío: (sin IVA) A determinar
Total (sin IVA)
Continuar la compra Ir a la caja

Embutidoras hidraúlicas 

Las embutidoras hidráulicas son soluciones completamente automatizadas para procesos industriales o semi-industriales de elaboración de embutidos. En nuestras embutidoras hidráulicas encontrará rapidez y fiabilidad desde poco más de 2.000 euros.

Esta es una selección que nuestros técnicos especializados han realizado de este tipo de máquinas, basándose en criterios como la relación calidad-precio, la durabilidad y resistencia del producto, los materiales o la facilidad de limpieza.

Nuestros productos

Hay 9 productos.
¡Precio rebajado!

¡Transporte Gratuito!

Modalidad trifásica o monofásica Capacidad en litros: 14L. Capacidad depósito carne: 11 kg. Tapa/Pistón en aluminio alta calidad. Marcha y paro manuales por interruptor.
2 170,00€
2 604,00€
En Stock

¡Transporte Gratuito!

Disponible en opción trifásica o monofásica Tapa de aluminio y pistón de polietileno. Depósito de aceite independiente. Velocidad y presión de trabajo regulables.
2 451,00€
En Stock
¡Precio rebajado!

¡Transporte Gratuito!

Disponible en trifásico o monofásico Capacidad depósito carne: 20 kg. Capacidad en litros: 25,2 Tapa/Pistón en aluminio alta calidad.
2 650,00€
3 180,00€
En Stock

¡Transporte Gratuito!

Disponible en opción trifásica o monofásica Depósito de aceite independiente. Velocidad y presión de trabajo regulables. Equipada con 3 embudos inoxidables.
2 867,00€
En Stock

¡Transporte Gratuito!

Disponible en opción trifásica o monofásica Depósito de aceite independiente. Velocidad y presión de trabajo regulables. Equipada con 3 embudos inoxidables.
3 119,00€
En Stock

¡Transporte Gratuito!

Disponible en opción trifásica o monofásica. Capacidad depósito carne: 28 kg. Capacidad den litros: 35 L Tapa/Pistón en acero inox standard
3 130,00€
En Stock

¡Transporte Gratuito!

Disponible en opción trifásica o monofásica. Depósito de aceite independiente. Velocidad y presión de trabajo regulables. Equipada con 3 embudos inoxidables.
3 580,00€
En Stock

¡Transporte Gratuito!

Disponible en trifásico o monofásico. Capacidad depósito carne: 40 kg. Tapa/Pistón en acero inox standard
5 470,00€
En Stock
¡Precio rebajado!

¡Transporte Gratuito!

Disponible en opción trifásica y monofásica Depósito de aceite independiente. Velocidad y presión de trabajo regulables. Equipada con 3 embudos inoxidables.
5 959,50€
7 946,00€ -25%
En Stock
Mostrando 1 - 9 de 9 items

¿Qué tipos de embutidoras hay?

Hay dos tipos de embutidoras: las de accionamiento manual y las de accionamiento hidráulico, las cuales explicamos a continuación:

- Las de accionamiento manual son aquellas en las que el operario es quien, a través de una manivela, empuja el pistón hacia el orificio de salida.

- Las embutidoras hidráulicas son aquellas que tienen un cilindro encargado de empujar la masa hacia el orificio de salida. El operario que maneja la máquina es el encargado de activar o desactivar este cilindro hidráulico, pero la fuerza que logra embutir la masa es generada de manera automática por la embutidora hidráulica. También se las puede llamar embutidoras hidráulicas de pistón.

Distintas tripas para embutir

Se pueden distinguir principalmente dos tripas para embutir: las naturales y las artificiales:

Las tripas naturales para embutir

De cerdo

Intestino delgado: tiene una longitud de 15 a 20 metros y un ancho de 25 cm. Esta tripa se suele utilizar para salami cocido o en ocasiones para salchichas.

-  Intestino ciego: tiene una longitud de 30 a 50 cm y un ancho de unos 10 cm. Se utiliza con bastante frecuencia para embutir salami.

Intestino grueso: tiene una longitud de 1 a 1.5 metros y un ancho de 5 a 10 centímetros. Se suele emplear para salami crudo o salchichas de primera calidad.

Intestino recto: normalmente no se utiliza para embutidos de mucha calidad, está más indicado para embutidos de segunda clase.

De res

Intestino delgado: tiene una longitud de 27 a 35 metros y un ancho de unos 6 centímetros aproximadamente. Normalmente se suele utilizar para elaborar salchichas de segunda calidad.

Intestino ciego: tiene una largura aproximada de 50 a 60 centímetros y se usa para embutir salchichas y mortadelas.

Intestino grueso: esta parte se denomina colon y tiene una longitud que ronda entre los 6 y los 10 centímetros y el ancho entre los 5 a 7 centímetros. En este caso solo se utiliza para carnes o embutidos de primera calidad.

Tripas para embutidos artificiales

Estas tripas se elaboran de diferentes materiales en función del tipo de producto que se quiera embutir. Además, los materiales con los que estén elaboradas determinarán las propiedades de cada tripa.

Como ventaja principal frente a las tripas naturales cabe destacar que estas son más higiénicas y no desprenden olores extraños o desagradables y que el diámetro es uniforme.

Los 4 materiales principales para la envoltura son:

Celulosa: se puede utilizar para toda clase de embutidos

Pergamino: ideal para embutidos cocidos

Fibra membranosa: al igual que la de celulosa se puede utilizar para cualquier tipo de embutidos

Tejido sedoso: especialmente indicada para embutidos crudos

 

¿Para qué sirve una embutidora hidráulica?

Este tipo de máquina está diseñado para convertir una cantidad grande de masa en una porción más fina y delgada, con la forma típica de salchichas o embutidos como chorizo o salchichón. Están destinadas principalmente a carnicerías y charcuterías y a grandes superficies fabricantes de embutido.

 Muchas empresas cárnicas suelen completar esta máquina con un porcionador retorcedor que se acopla de manera exacta y fiable a la embutidora hidráulica para realizar las porciones de las  salchichas o embutidos de manera rápida y sencilla, sin necesidad de tener que realizar las vueltas de manera manual. Además, el número de vueltas y la velocidad son totalmente ajustables.

embutidos 

Componentes de una embutidora hidráulica

- Motor eléctrico.

- Bomba de pequeño tamaño, pero potente

- Pistón hidráulico con un plato de aluminio o acero inoxidable.

- Cilindro y cilindro hidráulico

- Depósito de aceite para desplazar el pistón.

- Distribuidor con regulador de presión

- Rodillera que actúa sobre el distribuidor para mover el pistón.

-  Mando regulador de la presión para variar la velocidad.

- Indicador de la presión que está ejerciendo la bomba.

- Tapa giratoria donde colocamos los diferentes embudos.

¿Cómo es el funcionamiento de las embutidoras hidráulicas?

El funcionamiento de una embutidora hidráulica es muy sencillo.

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que la máquina esté perfectamente limpia antes de comenzar a usarla, de este modo nos aseguraremos un perfecto estado de higiene que no altere el sabor del alimento que vamos a realizar. En el siguiente punto te explicamos cómo limpiarla correctamente.

 En segundo lugar, abriremos la tapa superior de la embutidora e introduciremos la masa que vamos a embutir en el cilindro o tanque de la embutidora. El fondo de este tanque es un pistón que sube y baja de manera hidráulica, de tal forma que cuando se active irá subiendo el fondo de la cuba, empujando la masa hacia el cilindro de salida.

El pistón se activa mediante un cilindro hidráulico que sube y baja, y que el operario controla mediante un pulsador de rodilla. Empujando el pulsador de rodilla hacia adelante el cilindro empuja el pistón hacia arriba y éste, a su vez, va empujando la masa a embutir hacia el cilindro de salida. Cuando se deja de empujar el pulsador de rodilla la máquina se queda en un punto muerto, por lo que el pistón ni sube ni baja. Empujando el pulsador de rodilla hacia atrás, el pistón bajaría, dejando de nuevo todo el espacio de la cuba libre, para que pueda limpiarse o volver a introducir más masa

A medida que el pistón empuja la masa hacia el cono o embudo de salida, la masa se va comprimiendo hasta adaptarse el diámetro de dicho cono. En este punto, se puede colocar en el cono o embudo de salida una tripa (la piel de las salchichas, chorizos y demás embutidos), que se irá rellenando con la masa que hemos embutido y que será la que de forma al alimento que estamos creando.

¿Cómo limpiar una embutidora hidráulica?

El mantenimiento de la máquina es muy sencillo y básicamente está basado en la limpieza de los elementos o piezas que están en contacto con la carne.

 Cuando se termina el producto, se debe bajar el pistón, colocando el accionamiento de rodilla en posición opuesta a la de subir. Cuando el pistón está abajo, colocar la rodillera en punto muerto (posición central), para no hacer sufrir el motor ni la bomba. Ahora ya se puede limpiar el cilindro de la embutidora hidráulica con agua y detergente neutro. Es muy importante limpiar no sólo el cilindro, sino todas las partes que hayan estado en contacto con la masa.

 Nosotros siempre aconsejamos que si estás pensando en adquirir una embutidora elijas una marca de calidad como por ejemplo Mainca. Las máquinas de este fabricante son duraderas en el tiempo y de rápida limpieza gracias a que el pistón se desmonta fácilmente, lo cual es bastante importante porque se deben de limpiar con mucha regularidad.  

 

Dudas sobre las embutidoras hidráulicas

Si tras revisar toda la información sobre las embutidoras hidráulicas y el catálogo de productos tienes alguna duda sobre las características o funcionalidades de cualquiera de las máquinas, no dudes en consultarnos, nuestro equipo de expertos te asesorará de manera totalmente personalizada.