¿Qué estas buscando?

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

IVA 21% no incluido

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.
Total productos: (sin IVA)
Total envío: (sin IVA) A determinar
Total (sin IVA)
Continuar la compra Ir a la caja

Placas de Inducción 

Nuestros productos

Hay 4 productos.
¡Precio rebajado!

 

1 zona de cocción de entre 12 y 26 cm de diámetro Medidas: 360X380X125 Potencia: 500-3500 W
249,60€
312,00€ -20%
En Stock
¡Precio rebajado!

¡Transporte Gratuito!

1 zona de cocción para diámetros de entre 120 y 260 mm Medidas: 340X440X117 mm Potencia:500-3500 W
278,40€
348,00€ -20%
En Stock
¡Precio rebajado!

¡Transporte Gratuito!

1 zonas de cocción de entre 120 y 460 mm Medidas totales: 460x560x130 mm Potencia: 500-5000W
422,40€
528,00€ -20%
En Stock

¡Transporte Gratuito!

Manejo sencillo e intuitivo. Ventiladores insonoros. Medición contínua de la temperatura.
1 150,00€
En Stock
Mostrando 1 - 4 de 4 items

Nuestras placas de inducción poseen un gran rendimiento energético pues, al entrar en contacto con las ollas o sartenes que se coloquen encima, crean un campo magnético capaz de calentar las mismas sin necesidad de calentar la plaza. De esta manera, no sólo no te quemarás si tocas la placa accidentalmente, sino que también ahorrarás dinero y energía al calentar directamente la olla o sartén sin necesidad de calentar la placa. Una solución inteligente para tu bolsillo y respetuosa con el planeta. 

Las placas de inducción han venido a sustituir a las tradicionales placas de vitrocerámica o gas, ya que cumplen con la misma función pero realizan su trabajo de una manera mucho más eficiente. Así, ofrecen rendimientos mayores, posibilitando ahorrar energía y dinero al mismo tiempo, por lo que se convierten en una solución económica y sostenible al mismo tiempo.

¿Cómo funcionan las placas de inducción?

Las placas de inducción equipan unos imanes estimulados eléctricamente, que se activan al colocar un peso encima (como una sartén o una olla), y crean un campo magnético que genera calor alrededor del cuerpo que se ha situado encima, en este caso una sartén o una olla.

¿Qué diferencia hay entre una placa de inducción y una vitrocerámica?

La mayor diferencia entre una placa de inducción y una vitrocerámica es la manera en que se va a calentar nuestra sartén u olla. En el caso de la vitrocerámica, hay una resistencia que calienta la placa y ésta, por contacto, calentará la sartén. En cambio, en el caso de las placas de inducción, se genera un campo magnético alrededor de la sartén o la olla directamente, por lo que el calentamiento es más rápido, homogéneo y eficiente.

¿Qué ventajas tienen las placas de inducción?

-          Eficiencia energética y sostenibilidad

Están pensadas para que no existan fugas de calor y, además, no necesitan calentar la placa en sí, sino que actúan sobre la olla o sartén que se coloque encima. De esta manera, se consume mucha menos energía, por lo que no sólo se ahorra dinero, sino también energía.

 

-          Calentamiento muy rápido

Una placa de inducción se calienta casi el doble de rápido que una vitrocerámica o una cocina de gas, ya que actúa directamente sobre el equipo a calentar. Además, te permite regular la temperatura con una gran exactitud, por lo que podrás controlar la temperatura a la que quieres cocinar los alimentos de manera muy sencilla.

 

-          Mayor duración de la placa

Debido a que la placa no se sobrecalienta, se evita que los restos de alimentos se puedan quemar y pegar, por lo que no sólo se limpian mejor y más fácilmente, sino que se logra una mayor duración de la placa en perfecto estado.

 

-          Detección automática de la olla o sartén

Ya que detecta automáticamente el recipiente en el que se va a cocinar, si separas el mismo también deja de generar calor, por lo que no te tienes que preocupar por el derroche de energía si te dejas un fuego encendido.